A la hora de contratar una agencia de traducción e interpretación, se han de tener en cuenta aspectos como qué idiomas ofrecen, si sus traductores son nativos, en qué áreas están especializados, tarifas, plazos de entrega y si están o no certificados mediante las normas internacionales ISO de gestión de la calidad.

Tarde o temprano, en la vida de toda empresa o negocio que quiera crecer y abrir sus fronteras a nivel internacional, llega el momento en el que surge la necesidad de contratar una buena agencia de traducción e interpretación. Los servicios de traducción se han convertido en una herramienta esencial de las compañías para llegar a sus potenciales clientes y colaboradores.

El sector de la traducción y la interpretación está muy desarrollado y consolidado, y nos encontramos con muchas empresas que ofrecen estos servicios de manera profesional. Pero, ¿cómo podemos elegir la agencia más adecuada para cubrir nuestras necesidades? Aquí les dejamos algunos aspectos a tener en cuenta:

– Si trabaja con traductores nativos. Un traductor profesional nativo es aquel que posee el dominio de su propia lengua incluyendo los elementos culturales y el conocimiento académico de la misma, permitiéndole entregar una traducción de máxima calidad ya que traduce a su lengua materna y mantiene los matices del lenguaje en cada uno de los proyectos.

Áreas de especialización. Cada industria utiliza terminología y nomenclaturas específicas que son fundamentales para el desarrollo de su actividad cotidiana. Independientemente de que el contenido sea de naturaleza legal o financiera, utilizar la terminología específica del sector en cualquier traducción es vital para transmitir el significado correcto. Es por ello que hay agencias con diversas áreas de especialización en diferentes industrias, que incluyen: publicidad, ingeniería del transporte, jurídico-administrativo, legal, propiedad industrial e intelectual y sitios web, entre otras.

Presupuesto y plazos de entrega. Los plazos de entrega de las traducciones dependen de varios factores, entre ellos el número de palabras, la dificultad técnica del texto, el formato de los archivos o el área de especialización. Teniendo en cuenta todos estos factores, deberemos valorar con detenimiento el presupuesto que nos ofrezca cada agencia siempre teniendo en cuenta que una buena traducción requiere de un tiempo mínimo para poder realizarla y posteriormente revisarla.

Confidencialidad. Al igual que ocurre en cualquier otro sector, las agencias de traducción e interpretación se rigen por una ética común, basada en unos principios básicos como son la profesionalidad, puntualidad y confidencialidad.

Calidad. Los certificados de calidad en traducción garantizan la formación y experiencia de los profesionales con los que trabaja una agencia y garantiza al cliente que se aplicarán los procesos de trabajo necesarios para obtener una traducción de calidad. Es aconsejable trabajar con agencias de traducción e interpretación que estén certificadas mediante las normas internacionales ISO de gestión de la calidad.

Confianza. Como en cualquier otro ámbito, el factor humano también importa. De ahí la necesidad de trabajar con un equipo que nos inspire confianza y seriedad.

En definitiva, la calidad en el resultado final de las traducciones dependerá, en gran parte, de la elección correcta de una agencia que pueda no solo cubrir todas nuestras necesidades y expectativas sino también convertirse en nuestro partner de confianza.

En Najual Traductores & Intérpretes llevamos casi dos décadas ofreciendo un servicio de traducción e interpretación de primer nivel. Contar con una sólida cartera de clientes que año tras año siguen depositando su confianza en nuestro trabajo es, sin duda, nuestra mejor carta de presentación.