Son dos de los servicios más demandados en las agencias de traducción como Najual. Es importante saber la diferencia entre ambos para evitar errores. Principalmente, mientras que la traducción simple o traducción ordinaria son traducciones de carácter no oficial, que puede realizar un traductor nativo profesional sin necesidad de poseer el título de traductor-intérprete jurado, la traducción jurada debe ser realizada por un traductor reconocido por un organismo oficial y llamado, por esa razón, traductor oficial, traductor jurado, traductor certificado o perito traductor, entre otras denominaciones.

TRADUCCIÓN SIMPLE, ORDINARIA O NORMAL

Las traducciones simples son las más solicitadas en las agencias dedicadas a esta labor. Son traducciones no oficiales, que se emplean para cualquier tipo de documento o contenido con fines comerciales, para manuales técnicos o para una página web en diferentes idiomas.

TRADUCCIÓN JURADA, OFICIAL O ACREDITADA

A diferencia de las traducciones simples o traducciones ordinarias, las traducciones juradas tienen validez legal ante organismos oficiales. Solo pueden estar acreditadas por profesionales con título de traductor-intérprete jurado (hasta finales de 2009 llamados intérpretes jurados) concedido en España por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

La traducción jurada es más descriptiva que la simple. Debe incorporar la firma y el sello del traductor, para demostrar que se responsabiliza jurídicamente de la exactitud del contenido de la traducción. Dependiendo del caso, puede ser necesaria una descripción de algún concepto del original. Así por ejemplo, en las notas o expedientes académicos, deberá incluirse una breve explicación de cómo funciona el sistema de calificaciones.

¿En qué otros casos se necesita una traducción jurada? En términos generales, se suele exigir una traducción oficial para cualquier documento traducido que se deba presentar ante un organismo oficial, como puede ser la administración pública, una universidad o un juzgado.

MÁXIMA FIDELIDAD CON LA TRADUCCIÓN

Independientemente del tipo de traducción que se contrate, no debemos pensar que la traducción oficial es más profesional que la simple. Para ambos tipos de servicios se exigen estrictos estándares de calidad.

En términos generales, será requisito primordial que el traductor tenga amplios conocimientos en el campo a traducir, para así poder emplear los términos específicos en cada traducción.

Por eso, en Najual contamos con un equipo de traductores altamente cualificados y con muchos años de experiencia en el sector. Estamos comprometidos con nuestros clientes y les ofrecemos la máxima calidad, puntualidad en las entregas y profesionalidad.