La traducción de lenguas autonómicas juega un papel fundamental en nuestro país. En España coexisten, junto al castellano, diferentes lenguas cooficiales como el catalán, el valenciano, el gallego, el euskera y el aranés, entre otras lenguas minoritarios. Por eso, las agencias de traducción deben contar con profesionales cualificados en todas ellas.

España es un país muy rico lingüísticamente hablando. El artículo 3 de la Constitución Española reconoce que dicha riqueza es patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección, a la vez que establece que el castellano o español es la lengua oficial del Estado. Esta es hablada por más del 98% de la población total, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Le siguen otras 5 lenguas cooficiales: el catalán (17,5 %), el gallego (6,2 %), el valenciano (5,8 %), el euskera (1,26 %) y, por último, el aranés (que cuenta con 2.800 hablantes nativos).

LA TRADUCCIÓN DE LENGUAS AUTONÓMICAS PARA UNIR PUEBLOS Y CULTURAS

La traducción de lenguas autonómicas desempeña un papel fundamental en la tarea de acercar pueblos y personas. Es una vía clave para fomentar la cultura, para impulsar el crecimiento empresarial y para promover el turismo.

Desde hace décadas, las lenguas cooficiales tienen una gran importancia en los sistemas educativos regionales. Gracias a una mayor protección, no es de extrañar que se recurra cada vez más a la traducción entre lenguas cooficiales para la promoción de la cultura e, incluso, de productos y servicios en los espacios publicitarios. Siempre será más fácil atraer a las personas si les hablamos en sus lenguas maternas. Por tanto, estas traducciones no se dan solo en el ámbito público, sino también en el sector privado, consciente de la importancia de hablarle de tú a tú a cada cliente.

 ¿EN QUÉ SITUACIONES SE REQUIERE LA TRADUCCIÓN DE LENGUAS AUTONÓMICAS?

Hay muchas circunstancias en las que se requiere la traducción de lenguas autonómicas de manera profesional. Por ejemplo, las empresas que deseen conectar con clientes potenciales que hablen catalán, gallego, valenciano, euskera o aranés tendrán muchas más posibilidades de lograr su objetivo si traducen la página web, los comunicados o el contenido corporativo a estas lenguas. Lo mismo ocurre con las descripciones de productos, las cartas de menús en restaurantes, la información turística o los libros, por poner algunos ejemplos.

Asimismo, la cooficialidad establecida en la Constitución permite que los documentos que vayan a presentarse ante una entidad pública puedan estar redactados en la lengua autonómica, por lo que también es clave la traducción jurada de y hacia las lenguas autonómicas.

En Najual Traductores & Intérpretes somos conscientes de la importancia de ofrecer servicios de traducción profesional en nuestras lenguas cooficiales. Por eso, contamos con traductores nativos hacia y desde el catalán, el euskera, el gallego y el valenciano.