La confidencialidad de los datos sobre los que trabajan los traductores es un requisito indispensable para todas las agencias del sector. Najual Traductores & Intérpretes, como encargados del tratamiento de los datos puestos a disposición por sus clientes, cumple estrictamente las obligaciones de privacidad y seguridad de la información. Nos acogemos a las normas establecidas en el Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos personales (RGPD) y en la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de datos y garantía de los Derechos Digitales. Además, Najual Traductores & Intérpretes adopta medidas técnicas y organizativas desde el diseño y por defecto, que garantizan la privacidad y confidencialidad de los datos objeto de tratamiento.

TRADUCCIÓN CONFIDENCIAL DE TEXTOS

Las empresas de traducción se rigen por una ética común, basada en unos principios básicos como son la profesionalidad, la puntualidad y la confidencialidad. Este último factor resulta fundamental si tenemos en cuenta la cantidad de documentos que manejan a diario procedentes de otras compañías o particulares. Entre ellos, se encuentran contratos, patentes, certificados de nacimiento o matrimonio, herencias, licitaciones, expedientes académicos, etc.

En líneas generales, las agencias dedicadas a la traducción deben considerar todos los documentos como confidenciales si no se han publicado de manera oficial previamente.

CONFIDENCIALIDAD PROTEGIDA POR LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS

Si bien toda relación mercantil se sustenta en la confianza mutua, Najual Traductores & Intérpretes, consciente de la importancia de la confidencialidad en el sector, blinda sus acuerdos con estrictas cláusulas y acuerdos de confidencialidad y no divulgación en cumplimiento de la normativa vigente.

ACUERDOS DE CONFIDENCIALIDAD ENTRE AGENCIA Y CLIENTE

Además de lo que estipula la ley, es posible que el propio cliente requiera a la empresa con la que trabaja determinadas pautas de confidencialidad especiales. Por ejemplo, restringindo la divulgación de cierta información dentro de la misma compañía. Esto quedará por escrito mediante acuerdos de confidencialidad.

Debemos tener en cuenta que el concepto de confidencialidad nunca prescribe, ni siquiera después de haber finalizado el proyecto.

CONFIDENCIALIDAD EN LA TRADUCCIÓN JURADA

Por su parte, la confidencialidad en las traducciones juradas adquiere, si cabe, una importancia aún mayor. La protección de este tipo de información la debe garantizar el propio traductor jurado.

Recordemos que la traducción jurada es el servicio de traducción de carácter oficial que solo pueden realizar los traductores jurados acreditados con el título de traductor-intérprete jurado. Un reconocimiento que concede el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España.

En Najual Traductores & Intérpretes damos total prioridad a la protección de los documentos porque de ello depende la confianza que nuestros clientes depositan en nosotros. Por eso, los profesionales con los que trabajamos están obligados a firmar acuerdos de confidencialidad. Esto garantiza un tratamiento absolutamente reservado de la documentación que recibimos.