Las apps (aplicaciones móviles) diseñadas para ecommerce (comercio electrónico) realizan estos días una de las campañas de ventas más fuertes del año: el Black Friday. El entorno virtual permite a las empresas llegar con sus productos y servicios a prácticamente cualquier parte del mundo. Pero para convencer al posible comprador hay que ofrecerle los contenidos en su idioma mediante una traducción profesional.

El Black Friday (o viernes negro) se ha convertido, a nivel mundial, en uno de los días de mayor consumismo del año. Las tiendas online norteamericanas fueron las precursoras de esta tradición y, las plataformas españolas no tardaron en sumarse a esta tendencia para subirse al carro de las ventas por internet. En un principio, el Black Friday era una festividad consumista en Estados Unidos celebrada el viernes después del Día de Acción de Gracias (Thanksgiving), que se celebra el cuarto jueves de noviembre. Sin embargo, con el paso de los años, se ha convertido en una maratón de compras global que se extiende durante varios días. Así, en Black Friday se inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Más allá del citado viernes, el 25 de noviembre, los negocios tienden a alargar el período de grandes ofertas, de manera que ya es común hablar de la semana del Black Friday.

¿Por qué es tan importante el comercio online?

La globalización nos ha brindado la oportunidad de vender productos y servicios a clientes de todo el mundo, sin necesidad de disponer de tiendas o presencia física en los países de los compradores. Para ser realmente competitivos y romper las barreras internacionales, debemos lograr que las apps (aplicaciones móviles) o cualquier otra plataforma online donde alojemos nuestro ecommerce (comercio electrónico) tengan impacto en los futuros compradores de otros idiomas. Para lograrlo, será clave que la traducción de estos entornos resulte 100% profesional.

¿Cómo evitar errores en la traducción de nuestra app?

Estudios de marketing han demostrado que el principal obstáculo para que una venta online sea exitosa es la existencia de errores en la traducción de su contenido. Hexagone, empresa líder en la enseñanza de idiomas, ha realizado investigaciones en las que concluye que 1 de cada 5 fichas de productos contienen errores de traducción. Esto puede significar no solo la pérdida de la venta, sino también puede destruir una buena imagen de empresa de manera irreversible y hacer que desaparezca la confianza que los clientes tienen en ella.

Por tanto, si tenemos en cuenta que las ventas en las apps españolas aumentan un 120% durante los meses de noviembre y diciembre, concluiremos que invertir en una buena traducción de nuestro ecommerce es una apuesta segura para el crecimiento de nuestro negocio.

¿Cómo escoger la agencia adecuada?

No basta con que el profesional tenga un total dominio de la lengua objeto de la traducción. Es importante que tenga conocimientos del nicho de mercado de la tienda online. Además, debemos valorar que el traductor sepa trabajar de acuerdo al posicionamiento en buscadores (SEO), para así adaptar las descripciones de productos a las preferencias del público de cada país.

En Najual Traductores & Intérpretes, agencia de traducción en Madrid, contamos con un equipo de traductores profesionales especializados en contenidos virtuales y con amplia experiencia en comercio electrónico.