En la Unión Europea coexisten 24 lenguas oficiales. Por ello, los servicios de traducción e interpretación tienen un papel fundamental en el contexto de las instituciones europeas. Entre ellos, destaca la interpretación simultánea en las conferencias que tienen lugar a diario.

En el actual mundo globalizado en el que vivimos, la Unión Europea es la mayor prueba de que el multilingüismo es posible. Cuenta con 27 Estados miembros y un total de 24 lenguas oficiales y está compuesta por 7 instituciones: el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo, el Consejo de la Unión Europea, la Comisión Europea, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Tribunal de Cuentas Europeo.

La Unión Europea ofrece a sus ciudadanos información en cualquiera de los 24 idiomas oficiales. Para ello, cuenta con un servicio de traducción e interpretación que trabaja para garantizar que toda la información esté disponible y sea accesible en cada una de las lenguas oficiales.

Así, por ejemplo, ofrece servicios de interpretación simultánea en todas las conferencias que se celebran a diario en el seno de sus instituciones. Su misión es transformar el discurso oral de una lengua a otra en tiempo real. De este modo, se mantiene un contacto fluido entre todos los miembros y colaboradores, además de proteger el valor que aporta el multilingüismo.

La labor de los intérpretes de conferencias ha sido un factor clave en el buen funcionamiento de este organismo internacional desde sus inicios. Se considera que la Unión Europea nació el 9 de mayo de 1950 con la histórica Declaración Schuman, el discurso pronunciado por Robert Schuman, entonces ministro de Asuntos Exteriores de Francia. Por eso, cada 9 de mayo, se celebra el Día de Europa, recordando nuevamente esa idea de paz y unidad en Europa que se mantiene hasta hoy.

En Najual Traductores & Intérpretes llevamos 20 años ofreciendo servicios de interpretación profesional con intérpretes expertos en el sector. Por eso, en un día como hoy, queremos agradecer su labor para proteger el valor del multilingüismo y ayudar a celebrar conferencias en todos los idiomas oficiales y reconocidos por la Unión Europea.