El fallecimiento de una persona obliga a sus herederos a realizar una serie de trámites administrativos relacionados con la herencia. Para presentar en España documentos redactados en un idioma que no sea el español hará falta una traducción jurada de los mismos. También será necesaria para los casos en que estos trámites deban ser realizados en el extranjero.

Pongámonos en el caso de un español que emigra al extranjero y, en el momento de su fallecimiento, deja su patrimonio en herencia a sus descendientes en dicho país. Los herederos deberán asumir las gestiones pertinentes para poder adquirir esos bienes.

Partimos de la base de que ya de por sí la tramitación de una herencia puede ser un proceso complejo. Pues bien, si hablamos de una herencia internacional procedente de un país extranjero que funciona con una legislación distinta a la nuestra, podrían surgir complicaciones.

LA LEY DE HERENCIAS VARÍA SEGÚN EL PAÍS

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el momento de tramitar una herencia en el extranjero es averiguar qué ley se debe aplicar sobre ella. ¿La ley correspondiente a la nacionalidad de la persona que deja la herencia? ¿La ley del país donde se encuentran las propiedades que deja? ¿La ley del país donde fallece?

Actualmente, y desde 2015, en el ámbito de la Unión Europea la sucesión se rige por la ley de la residencia habitual de la persona fallecida, salvo que hubiera indicado otra cosa previamente.

Otras de las dudas más frecuentes que nos surgen cuando nos enteramos de que somos beneficiarios de una herencia que proviene del extranjero son las siguientes: ¿Podemos realizar las gestiones a distancia? ¿Cómo debemos iniciar la tramitación? ¿Qué hacemos si el testamento está redactado en un idioma que desconocemos?

LA GARANTÍA DE PONERSE EN MANOS DE PROFESIONALES

Para resolver todas estas cuestiones, resulta fundamental ponerse en manos de especialistas en este tipo de herencias. Ellos se encargarán de llevar a cabo las gestiones con todas las garantías y el estricto cumplimiento de la ley.

De hecho, lo más recomendable es acudir a abogados especialistas en herencias internacionales, ya que podrán asesorarnos, acompañarnos y encargarse de los trámites pertinentes de la manera más acertada y profesional.

No debemos olvidar que para presentar toda la documentación en España será necesaria una traducción jurada de esta, que es la que realiza un traductor acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España.

TRADUCTORES EXPERTOS EN HERENCIAS Y TESTAMENTOS

Desde hace 20 años en Najual Traductores & Intérpretes contamos con un equipo de traductores jurados con gran experiencia en la traducción de herencias y testamentos, tanto en el seno de la Unión Europea, como en el exterior de sus fronteras.