Se acerca el 31 de octubre, y ya sabemos lo que significa: en todas partes del mundo salen de casa brujas, vampiros o el más variopinto de los disfraces para hacer trucos, tratos e incluso a disfrutar pasando un poco de miedo. Halloween es una noche de celebración para personas de todo el mundo. Vayamos a ver hasta dónde se remonta esta fiesta que actualmente comparten distintas culturas.

EL ORIGEN CELTA DE HALLOWEEN

Los inicios de esta fiesta multicultural se remontan a los celtas. A finales de octubre, festejaban el final de la cosecha y del verano en el llamado «Samhain» (que quiere decir «el final del verano»). Ya por entonces se creía en la posibilidad de que los muertos regresaran al mundo de los vivos, y en Samhain se creaba el escenario idóneo: el 31 de octubre marcaba el cambio a una estación del año en la que los días eran más cortos y los campos, más secos.

Para dar la bienvenida a los muertos, los celtas dejaban comida y dulces en la puerta de casa y encendían velas para guiarlos en el camino. Se hacían ritos para ahuyentar a los malos espíritus y se encendían grandes hogueras. ¿Nos suenan estas costumbres?

Posteriormente, con la llegada del cristianismo, esta fiesta dejó los tintes paganos para pasar a denominarse la Víspera de Todos los Santos o All Hallow’s Eve en inglés y, aunque se cristianizó, la gente continuó celebrándola con vestigios del antiguo Samhain.

LOS INICIOS DE HALLOWEEN EN ESTADOS UNIDOS

En el siglo XIX, esta fiesta viajó desde Europa a Estados Unidos con la inmigración, especialmente de irlandeses, ingleses y escoceses. Poco a poco, el término All Hallow’s Eve evolucionó en Halloween, igual que se transformó la manera de festejarlo hasta llegar a las costumbres que conocemos hoy en día: celebración de los muertos, disfraces monstruosos, decoraciones fantasmales, dulces, bromas, trucos y tratos y, sobre todo, un fuerte espíritu de comunidad.

¿Y las calabazas? Los estadounidenses añadieron la costumbre de tallar en ellas la cara escalofriante de Jack-o’-Lantern, quien, según la leyenda, había conseguido engañar al diablo pero ya no podía entrar ni al cielo ni al infierno, por lo que debía pasarse la eternidad rondando la noche. En los años 20, la nueva fiesta de Halloween fue ganando cada vez más popularidad hasta llegar a ser lo que conocemos hoy en día.

HALLOWEEN, UNA FIESTA MULTICULTURAL

En Najual Traductores & Intérpretes trabajamos con colaboradores de todas partes del mundo y nos gusta saber cómo celebran esta y otras muchas fiestas de sus lugares de origen. Algunas están tan culturalmente arraigadas, que es necesaria la figura de un traductor profesional que ejerza como mediador cultural para transmitirnos la lengua y la cultura que es diferente a la nuestra. Diversas culturas presentan costumbres similares desde la antigüedad, relacionadas o no con Halloween (desde el Samhain o Samaín hasta el Día de Muertos en México).

Si necesitas la figura de un mediador cultural que te traduzca y te transmita conocimientos de otra parte del mundo, en nuestra agencia de traducción e interpretación de Madrid te ofrecemos el servicio más profesional. Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.